Dr. Miguel Ángel Fernández Torán 6 Nov, 2015 3

Mitos y verdades sobre cosas que podrían producir cáncer


 

Los pescados ahumados, al igual que la carne, elevan el riesgo de sufrir cáncer.

La noticia sobre la inclusión de la carne procesada en la lista de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de productos que pueden causar cáncer ha vuelto a disparar las alarmas sociales. Son muchos los rumores sobre determinados alimentos y productos en general (teléfonos móviles, ordenadores, alimentos quemados, botellas de plástico usadas, etcétera) de los que se afirma que elevan el riesgo de sufrir esta enfermedad. Sin embargo, es necesario poner de manifiesto qué hay de verdad y de mito en estas informaciones.

Según el portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y jefe del servicio de Oncología Médica del Hospital Arnau de Villanova, de Valencia, Antonio Llombart, “los estudios sobre los factores que elevan el riesgo de sufrir cáncer son epidemiológicos, es decir, se hacen con grandes cantidades de población durante un tiempo determinado, por lo que es muy difícil demostrar la correlación directa entre una determinada sustancia o elemento y el riesgo de padecer cáncer“. El experto en Oncología afirma que “para que un producto entre dentro de las listas de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) como cancerígeno, tiene que haber muchos estudios que apunten en esa dirección”.

Los mitos

Es importante distinguir qué productos, alimentos o sustancias realmente elevan el riesgo de sufrir cáncer para evitar temores infundados:

  • Alimentos quemados: Según Llombart, “se ha sospechado siempre que el quemar demasiado los alimentos eleva los carcinógenos, pero no existe ninguna prueba clara sacada de un estudio que afirme la existencia de una relación directa entre quemar los alimentos y elevar el riesgo de sufrir cáncer”.

  • Los aparatos electrónicos: El experto declara que, “aunque se han realizado estudios, no hay una evidencia que permita deducir que los productos electrónicos como móviles, microondas y ordenadores eleven el riesgo de padecer cáncer, luego esto un mito”.

  • Reutilizar botellas de plástico: No existe tampoco ningún estudio que demuestre esto. Sin embargo, no es recomendable hacerlo, ya que las botellas de plástico reutilizadas son un entorno perfecto para la proliferación de bacterias.

  • El estreñimiento: Llombart afirma que “durante muchos años se pensó que el estreñimiento elevaba el riesgo de sufrir cáncer, pero tampoco se ha confirmado nunca”.

  • Centrales e infraestructuras de alto voltaje: En muchos lugares se han tomado medidas preventivas, como no situar las viviendas y los lugares públicos, como colegios, cerca de estos espacios y de torres de telecomunicación. Este mito responde a que las exposiciones continuadas a la radiación sí que son un factor determinante a la hora de padecer cáncer. Sin embargo, tampoco existen estudios que indiquen que estos espacios emitan la suficiente como para categorizarlos como zonas de riesgo.

     


    Las verdades

    A pesar de que es muy difícil demostrar qué sustancias o elementos pueden constituir un factor de riesgo de cáncer, existen estudios que demuestran este hecho:

  • Los pescados ahumados: Además de la carne, el experto asegura que “todos los ahumados deben ser ingeridos con precaución, sin abusar de ellos, ya que también los pescados, como el bacalao ahumado, elevan el riesgo de sufrir cáncer”.

  • Las bebidas muy calientes: “En países como China”, declara Llombart, “las bebidas se consumen a altas temperaturas, lo que en muchas ocasiones produce quemaduras en el esófago que a la larga incrementan el riesgo de desarrollar un tumor”. El experto insiste a este respecto en que “muchas veces no es tan importante lo que consumimos, sino de qué manera lo hacemos“.

  • La radiación: Antonio Llombart afirma que “hay estudios suficientes para relacionar las exposiciones frecuentes a radiación con el cáncer” y añade que en este caso “existen grupos de riesgo, como las personas que trabajan en compañías aéreas (ya que al volar y pasar mucho tiempo fuera de la protección de la capa de ozono se exponen a radiación), los trabajadores de la industria atómica y los médicos de radiología”. Sobre este último sector, Llombart aclara que “aunque los médicos tengan más riesgo, éste sólo es un poco mayor que en el resto de las personas, ya que la tecnología actual para realizar pruebas radiológicas emite muy poca radiación” y añade que “es muy poco probable que se pueda extrapolar a los pacientes, porque por muchas pruebas que se hagan no están sometidos de forma continua a esta radiación”.

  • La contaminación: El experto declara que “en ciudades como México la contaminación es un factor de riesgo importante, que a corto plazo puede producir problemas cardiorrespiratorios y a largo plazo enfermedades crónicas y cáncer; por lo tanto, sí que es un factor de riesgo”.

  • La obesidad y la falta de ejercicio: Llombart insiste en que “aunque no sean sustancias y, por lo tanto, no entren dentro de las listas de la IARC, la falta de ejercicio y la obesidad, junto con sustancias como el alcohol o el tabaco, son dos factores directos que elevan las probabilidades de sufrir cáncer”.

     

    Publicado por Alexis Romero el Jueves, 29 de Octubre de 2015 en



3 respuestas a “Mitos y verdades sobre cosas que podrían producir cáncer”

  1. ramón dice:

    Noticia difundida por la prensa española:
    —————————————————————————————-
    Carne procesada, causa de cáncer: OMS.
    La Organización Mundial de la Salud coloca así a productos como las salchichas o el jamón ***a la altura del tabaco y las emisiones diésel.
    La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer , que es parte de la OMS, ha puesto a las carnes como las salchichas, perritos calientes, etc. en su lista grupo 1 , que ya incluye al tabaco, al asbesto y a las emisiones de diésel, para los que existe “suficiente evidencia” de vínculos con el cáncer.
    “Para un individuo, el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal debido al consumo de carne procesada sigue siendo pequeño, pero este riesgo aumenta con la cantidad de carne consumida”, comentó el doctor Kurt Straif, jefe del programa de Monografías de la IARC (International Agency for Research on Cancer), a través de un comunicado.
    Las carnes rojas, categoría bajo la cual la IARC (International Agency for Research on Cancer) incluye a la carne bovina, de cordero y de cerdo, fueron clasificadas como un cancerígeno “probable” en su lista grupo 2A, en que también figura el glifosato, el ingrediente activo de muchos herbicidas.
    La clasificación más baja para las carnes rojas refleja “evidencia limitada” de que este alimento provoca cáncer. La IARC (International Agency for Research on Cancer) encontró vínculos principalmente con el cáncer intestinal, pero también asociaciones observadas con cáncer al páncreas y a la próstata.
    —————————————————————————————————————-
    *** Posiblemente se refieren al Jamón de McDonald, no al de Jabugo.

  2. ramón dice:

    http://www.seom.org/es/informacion-sobre-el-cancer/prevencion-cancer
    —————————————————————
    Tabla publicada por la SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica) de la que es portavoz el Dr. Antonio Llombart,
    ———————————————————————–
    Tabla 1. Código Europeo Contra el Cáncer 2003
    ————————————————————————–
    1. No fume. No consuma ningún tipo de tabacos
    2. Haga que su hogar esté libre de humo. Apoye las políticas libres de humo en su lugar de trabajo
    3. Tome medidas para tener un peso corporal saludable
    4. Realice alguna actividad física en la vida cotidiana. Limite el tiempo que pasa sentado
    5. Mantenga una dieta saludable:
    – Coma muchos cereales integrales, legumbres, verduras y frutas.
    – Limite los alimentos altos en calorías (ricos en azúcar o grasa) y las bebidas azucaradas.
    – Evite la carne procesada; limite la carne roja y los alimentos con alto contenido de sal ***
    6. Si usted bebe alcohol de cualquier tipo, limite su consumo. No consumirlo es mejor para la prevención del cáncera
    7. Evite el exceso de sol, especialmente en niños. Use protección solar. No tome rayos Ultravioleta
    8. En el lugar de trabajo, protéjase frente a sustancias que causen cáncer siguiendo las instrucciones de salud y seguridad
    9. Averigüe si está expuesto a la radiación de niveles naturalmente altos de radón en su hogar. Tome medidas para reducirlo si estos fueran altos
    10. Para las mujeres:
    – La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de la madre. Si puede, amamante a su bebé.
    – La terapia hormonal sustitutiva (THS) aumenta el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Limite su uso
    11. Asegúrese de que sus hijos participen en los programas de vacunación para:
    – Hepatitis B (recién nacidos)
    – Virus del papiloma humano o HPV (para las niñas)
    12. Forme parte de los programas de cribado del cáncer organizados para:
    – Cáncer de intestino (hombres y mujeres)
    – Cáncer de mama (mujeres)
    – Cáncer de cuello de útero (mujeres)
    – See more at: http://www.seom.org/es/informacion-sobre-el-cancer/prevencion-cancer#sthash.cW9NhPK1.dpuf
    ————————————————————-
    Resumiendo, la SEOM y el Código Europeo Contra el Cáncer 2003 recomiendan en el punto 5 de la tabla evitar las carnes procesadas…y en menor medida las carnes rojas.

    • Efectivamente el Código Europeo contra el Cáncer ya habla de limitar el consumo de carne roja en nuestra alimentación desde el año 2003, pero ya va por su 4ª revisión (en octubre de 2014). El consejo no es nada nuevo aunque se haya convertido en noticia muy mediática.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 


Contacto

Búsqueda

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies